En 1980, los republicanos habían sostenido una reunión secreta, en París, con los líderes jomeinistas, para negociar el retraso de la liberación de los 52 rehenes norteamericanos en Teherán y así perjudicar a Jimmy Cárter en las elecciones. George Bush padre llegó a esa reunión a bordo del avión privado de Salem Bin Laden, el mismo avión en el que Salem Bin Laden, el mayor de los hermanos de Osama Bin Laden moriría en 1988, en San Antonio, Texas, en un inexplicable accidente aéreo aparentemente relacionado con el escándalo Irán-Contra.

Otro de los protagonistas del encuentro secreto de París, Amiram Nir, agente del Mossad (servicios de inteligencia israelíes), también murió en un atentado aéreo, sobre Michoacán, en noviembre de 1988. Tenía que declarar en el proceso Irán-Contra pero su avión fue derribado sobre territorio mexicano con mísiles de un helicóptero perteneciente a Gene Tatum, agente encubierto de la CIA.

Amiram Nir fue consejero de antiterrorismo del primer ministro, Simon Peres, un cargo que habían ejercido personajes como Rafael Eitan o Ari Ben Menashe. Sus origenes se encuentran en el periodismo, como reportero de la televisión israelí y de Yediot Ajronot, uno de los princpales períodicos de Israel, además estaba casado con Judy Moses perteneciente a la dinastía Moses que dirigía un imperio editorial. Amiram Nir sustituyó a David Kimche como intermediario del gobierno israelí entre los hombres de Reagan, Pondexter y North, y los mulás iraniés en el affaire Irán-contra.

La liberación de los rehenes norteamericanos en el Libano por parte de Hezbollah a cambio de la venta de mil misiles dirigidos antitanque TOW fue el trato dirigido por Nir.

En marzo de 1987, Nir dimitió como consejero de contraterrorismo de Simon Peres. Un año después se trasladó a Londres junto a Adriana Stanton, una secretaria canadiense de Toronto que había conocido en sus viajes, ya que su relación matrimonial con Judy Moses era inexistente. Nir había conseguido un puesto como representante de la compañia de aguacates, Nucal de México, que tenía su sede en Uruapán.

Nir había sido llamado a testificar en el juicio de Oliver North y aseguró que su testimonio pondría en aprietos a la administración Reagan y al propio gobierno de Israel. En 1986 se había entrevistado con George Bush en el hotel Rey David de Jerusalén, para informarlo del cruso de la venta de armas estadoundenses a Irán a través de Israel. Dicha entrevista fue grabada secretamente por Nir, lo que supondría una prueba defnitiva en la declaración de Nir por el juicio del Irangate. En dicha reunión, también estuvieron dos asesores de la CIA, Charles McKee y Matthew Gannon, que serían asesinados en el vuelo 103 de la Pan Am que se estrelló sobre la localidad escocesa de Lockerbie. En una entrevista con Bob Woodward del Washington Post, aseguró que sólo se había hecho público la mitad del escándalo Irán-Contra, por lo que estaba buscando la mejor manera de vender su parte de la historia.

El 27 de noviembre de 1988 Nir y Adriana Stanton viajaron a Madrid con destino México bajo falsas identidades. Nir se hacía llamar Patrick Weber y Adriana viajaba como Esther Arriya. La escala madrileña no tenía sentido, ya que existian numerosos vuelos directos entre Londres y México DF. Tras la escala, llegaron al aeropuerto de México DF al día siguiente, donde junto a un tercer hombre se dirigieron a Uruapán. Dos días después, tras alquilar un avión se dirigieron junto a un pasajero llamado Pedro Espinoza Hurtado a la fábrica de Nucal. Después de volar 160 km. , el avión sufrió de repente una avería en elmotor e instantes después se estrelo, falleciendo Nir y el piloto. Adriana Stanton resultó herida grave, mientras que el copiloto y Pedro Espinoza Hurtado sólo sufrieron heridas leves.

El primer hombre en llegar, Pedro Cruchet, declaró que trabajaba para Nucal, pero la fábrca se encontraba muy lejos de allí y además no llevaba la documentación encima. Posteriormente se supo que era un argentino que residía en México de manera ilegal, para entonces, ya había desaparecido junto a Espinoza Hurtado.

Adriana Stanton, años más tarde, declararía que llegó a ver a Amiram Nir momentos después del accidente completamente ileso y asegurandola que la ayuda ya estaba en camino. El entierro oficial de Nir se produjo en Israel y el propio ministro de Defensa Yitsjak Rabin declaró que “su misión secreta en destinos todavía no revelados y de secretos que guardó encerrados en su corazón”. A Nir no le practicaron ningún tipo de autopsia.

Meses después de la muerte de Nir, la vivienda de su esposa, Judy Moses, fue asaltada, desapareciendo únicamente grabaciones y documentos de Nir. La policia declaró que se trató de un robo “muy profesional”. Hermann Moll, un traficante de armas aseguró que la CIA había provocado el accidente de Nir saboteando el avión, ya que según sus palabras “sabía demasiado”, en referencia a las relaciones de la Casa Blanca con los cárteles de la cocaina sudamericanos que habían inundado norteamerica con “crack” y la financiación de la contra nicaragüense a través de cuentas bancarias en Suiza.

 

Anuncios