Un agente del Mosad ha asegurado a fuentes de los servicios secretos británicos citados por el diario The Daily Mail que el MI6, la agencia de espionaje de Reino Unido para el exterior, conoció horas antes del asesinato de un agente de Hamás en un hotel de Dubai que en la operación se iban a utilizar pasaportes clonados de ciudadanos británicos . Pero, según esa fuente, los británicos no sabían ni dónde iba a ocurrir ni en qué consistía la operación. El Foreign Office ha calificado de “absurda” esa noticia.

Los británicos fueron informados “por cortesía”, para que no se llevaran una sorpresa pero no para obtener su visto bueno, matiza la fuente israelí, “un miembro en activo” del Mosad que no cree que la cooperación de inteligencia entre ambos países peligre por este incidente. “El Gobierno británico fue informado muy, muy poco antes de la operación. No hubo complicidad británica y estos no conocían el nombre del objetivo. Pero les dijeron que esa gente estaba viajando con pasaportes británicos”, sostiene el agente del Mosad, descrito por el agente contactado por el Daily Mail como una fuente que conoce desde hace más de 20 años.

Esa afirmación parece contradecir las declaraciones del jefe de la diplomacia, David Miliband, de que Reino Unido conoció el uso de pasaportes británicos sólo unas horas antes de que la policía de Dubai convocara una rueda de prensa para culpar al Mosad del asesinato en un hotel del emirato árabe el 20 de enero de Mahmud al Mabhuh, un importante agente de Hamás. Pero ambas declaraciones pueden ser complementarias porque el hecho de que el MI6 fuera informado con antelación no implica que éste se lo comunicara al Foreign Office, sobre todo dada la vaguedad del aviso.

El Gobierno británico, en todo caso, ha desmentido de forma tajante la información del diario londinense. “Cualquier sugerencia de que el Gobierno conocía algo acerca del asesinato antes de que éste ocurriera es completamente falso, incluido el uso de pasaportes británicos”, ha afirmado un portavoz del Foreign Office. “Como ya hemos dicho, las autoridades de Dubai nos informaron del uso de pasaportes británicos el 15 de febrero, horas antes de la conferencia de prensa. Al día siguiente les dijimos que los pasaportes utilizados eran falsos. El jefe de la policía de Dubai ha dejado claro que las embajadas no fueron contactadas hasta poco antes de que fuera revelada la identidad de los sospechosos”, ha añadido el portavoz.

El comando que asesinó a Mahmud al Mabhuh utilizó la identidad de 11 ciudadanos europeos, incluidos seis británicos residentes en Israel y de otros cinco con pasaportes de Irlanda, Francia y Alemania.

Ya el jueves, William Hague, portavoz de Exteriores del Partido Conservador, en la oposición, pidió una “investigación completa” sobre cuándo exactamente conoció el Foreign Office el uso de pasaportes británicos en esa operación dadas las especulaciones en países del Golfo señalando que Londres sabía desde el mes de enero que se había utilizado la identidad de ciudadanos británicos.

El Gobierno de Reino Unido, sin embargo, no parece interesado en crear una guerra diplomática con Israel por este asunto. El jueves, el embajador israelí en Londres, Ron Prosor, fue “invitado” a presentarse en el Foreign Office para dar explicaciones. Pero Israel no ha reconocido estar detrás del asesinato y el embajador Prosor declaró tras el encuentro con un alto funcionario de la diplomacia británica que él no tenía ninguna “información adicional” que comunicar alo Gobierno.

En 1987, Margaret Thatcher cerró la oficina del Mosad en Londres al descubrir un plan de los servicios secretos israelíes para asesinar a un dirigente palestino refugiado en Reino Unido. Pero el Mosad volvió y ahora es más necesario que nunca para los servicios secretos británicos por su importante penetración en medios islamistas. “No hay peligro de que se ponga en peligro ese flujo de información”, sostiene el informante israelí en que se apoya la información del Daily Mail.

WALTER OPPENHEIMER – Londres – 19/02/2010

Fuente: EL PAIS

Anuncios