El fundador de las Brigadas de Al-Qasam, brazo armado de Hamás, Mahmud Abdel Rauf al Mabhuh, fue asesinado el pasado 20 de enero en Dubai, ha anunciado el movimiento palestino. “Responsabilizamos a Israel por el asesinato”, ha subrayado Musa Abu Marzuk, miembro del dirección del partido, en declaraciones a Al Jazeera.

Su cadáver llegó en la noche del jueves desde Dubai a Damasco, la capital siria, donde el movimiento tiene su sede. No se han dado más detalles sobre el asesinato del fundador de Hamás ni sobre qué hacía en la ciudad. Las autoridades israelíes tampoco se han pronunciado. Su muerte se produjo un día después de que Al Mabhuh llegase a Dubai desde Siria, donde residía desde que fue deportado por Israel en 1989, según el diario israelí Haaretz.

Al Mabhuh fue ingresado en un hospital tras sentirse mal y falleció poco después de una misteriosa dolencia. “No puedo revelar las circunstancias (de la muerte). Estamos trabajando con las autoridades en los Emiratos Árabes Unidos”, ha declarado Izzat al Rishq, portavoz de las brigadas citado por la agencia Reuters.

El cuerpo fue encontrado en la habitación de su hotel sin ninguna herida externa, por lo que una de las hipótesis es que fuese envenenado, según fuentes palestinas citadas por Reuters. La puerta estaba atascada con sillas, algo que se había convertido en una precaución cotidiana para un hombre que vivió los últimos 20 años con la psicosis de tener a la inteligencia israelí pisando sus talones.

El hermano de Mabhuh, sin embargo, ha indicado que podría haber sido electrocutado, según el periódico francés Le Monde.

Al Mabhuh y otros líderes de Hamás fueron acusados por Israel de participar en el secuestro y asesinato de dos soldados israelíes durante la primera Intifada (1987-1993), el levantamiento palestino contra la ocupación de Israel.

Al Jazira citó también un comunicado de las Brigadas Al Qasam en las que aseguran que vengarán la muerte de su líder, “en el lugar y la fecha adecuada”.

EL PAÍS / AGENCIAS – El Cairo – 29/01/2010

Anuncios